Las mascotas o animales de compañía forman parte de nuestra vida, familia y hogar. Adoptarles significa establecer un compromiso y un vínculo emocional significativo. Ellas se ganan un lugar especial en nuestro corazón con su nobleza, lealtad, compañía, travesuras y ternura.

Está demostrado que tener una mascota tiene muchos beneficios:

  • Fortalecen el sistema de defensa del cuerpo
  • Reducen el estrés y mejoran el estado de ánimo
  • Favorecen los vínculos afectivos y gusto por la vida
  • Motivan la expresión emocional y el contacto físico
  • Desarrollan el cuidado de otros
  • Enseñan hábitos y normas
  • Son una excelente compañía a cualquier edad
  • Nos entretienen y divierten
  • Nos permiten entender el ciclo de la vida: nacemos y morimos.

Debido a que la expectativa de vida de las mascotas es más corta que la de los humanos, es común que la gente atraviese por uno o varios duelos por la pérdida de éstas.

Aunque algunas personas subestiman la muerte de una mascota, es necesario entender que el profundo dolor y la dificultad del proceso de esos duelos están relacionados con la intensidad del apego, no con el tipo de ser que se pierde.

Puesto que cada persona es única, todos los procesos de duelo son diferentes, pero es común experimentar: tristeza y enojo intenso, soledad, hostilidad hacia las personas que rodean, aislamiento, antipatía hacia otras mascotas y alucinaciones relacionadas con la mascota fallecida, como ruidos u olores.

Para superar el duelo por una mascota, se recomienda: expresar, llorar cuanto sea necesario, adaptarse poco a poco a la ausencia, tener el apoyo de seres queridos, recordar los buenos momentos con la mascota, evitar sufrir, ser paciente y no desistir.

Una mascota nunca podrá reemplazarse, pero se puede conmemorar con cariño y volver a abrir el corazón a otro animalito. Recuerde que amar y acoger a un nuevo animal de compañía no es una traición por la cual debamos sentir culpa, es darnos la oportunidad de volver a ser felices y brindar cariño.

Se sugiere haber superado el duelo, antes de adoptar una nueva mascota. Si usted piensa regalar una mascota a alguien que recientemente perdió otra, lo mejor es pedirle al doliente su consentimiento y asegurarnos de que está listo para esa nueva relación.

Recuerda que en el Centro de Intervención y Aprendizaje en Duelo de La Aurora Funerales y Capillas tenemos un equipo especializado y dispuesto a apoyarte en tus procesos de duelo por la pérdida de una mascota. ¡Cuenta con nosotros!

Share this post on: