• Sede Principal Calle 50 N° 24 - 34 Manizales
Línea Nacional: 01 8000 916 966 // 01 8000 413 833 // PBX: (6) 899 7700

Duelos

Un Hombre, su caballo y su perro iban por una carretera. Cuando pasaban cerca de un árbol enorme, cayó un rayo y los tres murieron fulminados. Pero el hombre no se dio cuenta de que ya había abandonado este mundo, y prosiguió su camino con sus dos animales. El sol era muy intenso, y ellos estaban sedientos.

En el camino vieron un portal de mármol, que conducía a una plaza pavimentada con adoquines de oro. El caminante se dirigió al hombre que custodiaba la entrada y entabló con él, el siguiente diálogo:

 Like Read more

Cuentan que había una vez un viejo que había trabajado toda la vida para llevar adelante una granja y con ella mantener a su familia. Después de laborar tantos años labrando la tierra y luchando para dar de comer a su familia, un día el hombre pensó que ya era el momento de no trabajar más, de sentarse en el porche de su casa a contemplar el universo.

 Like Read more

En un taller de Duelo realizado hace unos días con niños y adolescentes, al preguntar qué entendían ellos por Duelo ante la muerte de un ser querido, una de las niñas respondió que era: “Remiendar el corazón”. Y a fe que esas palabras dichas a su manera son profundamente ciertas. Cuando se está en Duelo, es como si algo muy dentro de cada ser se hubiera desmadejado y esos hilos con los que se tejieron tantas historias se hubieran roto.
Hablar de la muerte no es asunto fácil, algunos adultos consideran que es desagradable y doloroso y tratar el tema con los niños es peor, más aún cuando hay familias que consideran que el dolor hay que ocultarlo y esconderlo para que los hijos no sufran, y es que no es una tarea agradable, explicar lo que no se entiende y menos cuando no se acepta.

 Like Read more

Estaba en un aeropuerto cuando observé casualmente a un padre y a su hija despedirse. Se anunciaba la salida del vuelo de ella y junto a la puerta la escuché decir:

– Papá, nuestra vida juntos ha sido más que suficiente. Tu amor es todo lo que siempre necesité. Te deseo ‘lo suficiente’, a ti también. Se besaron y ella partió. Él se encaminó hacia la ventana donde yo estaba sentado.

Ahí parado observé que se puso a llorar.

 1 Read more

Parece que, de alguna forma, fue tu culpa. Tú estabas ahí. Viste todo lo que pasaba. En tu retrospectiva perfecta destacan multitud de cosas que habrías hecho de manera diferente. Pero todos los sucesos requieren muchos factores convergentes para producirse. Por ejemplo, podrían haber detectado antes el tumor, pero no nos pasamos la vida buscando enfermedades.

Es lo mismo cuando se produce un accidente. Suele haber participado más de un factor.

 Like Read more

“Vivía en Bagdad un comerciante  llamado Zaguir. Hombre culto y juiciosa tenía un joven sirviente, Ahmed, a quién apreciaba mucho.

Un día, mientras Ahmed paseaba por el mercado de tenderete en tenderete, se encontró con la Muerte que le miraba con una mueca extraña. Asustado, echó a correr y no se detuvo hasta llegar a casa. Una vez allí le contó a su señor lo ocurrido y le pidió un caballo diciendo que se iría a Samarra, dónde tenía unos parientes, para de ese modo escapar de la muerte.

 Like Read more

…y me Duele. La muerte de un ser querido nos pone irremediablemente ante el misterio de la vida. Nos impone silencio; y el silencio, vacío; y el vacío, reflexión inevitable. Frente al proceso de duelo se experimentan reacciones que son normales, las cuales dependen de numerosos factores. Sin embargo, hay algunos indicadores o síntomas que invitan a darse cuenta de la necesidad de ayuda profesional por el riesgo de un duelo patológico o complicado. Algunos de estos síntomas son:

 1 Read more